Información de la revista

Congreso

Contenidos del congreso
Congreso
XXXIV Congreso Nacional de las Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). XXIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Interna (SADEMI)
Málaga, 20 noviembre 2013
Listado de sesiones
Comunicación
8. Enfermedades infecciosas (Pósters)
Texto completo

A-219. - USO DE TIGECICLINA EN EL TRATAMIENTO DE INFECCIÓN DE PIEL Y PARTES BLANDAS

A. Martínez Vidal1, M. Pérez Rodríguez1, I. Villaverde Álvarez1, R. Lorenzo Castro1, A. Sousa Domínguez1, A. Argibay Filgueira1, A. Paradela2, C. Martínez Vázquez1

1Unidad de Patología Infecciosa. Servicio de Medicina Interna, 2Servicio de Farmacia. Hospital Xeral de Vigo. Vigo (Pontevedra).

Objetivos: La tigeciclina es un fármaco de administración endovenosa que forma parte de una nueva familia de antibióticos de amplio espectro, las glicilciclinas. Es activa frente a patógenos grampositivos, gramnegativos y anaerobios, incluyendo microorganismos multiresistentes excepto Pseudomonas spp. y Proteus spp. En la actualidad está indicada su utilización para el tratamiento de infecciones complicadas de piel y tejidos blandos e infecciones intraabdominales. Valorar los motivos de utilización de tigeciclina para el tratamiento de pacientes con infección de piel y partes blandas, así como su eficacia y seguridad.

Métodos: De forma retrospectiva se revisaron los pacientes tratados con tigecilina entre enero de 2009 y diciembre de 2012. El servicio de farmacia facilitó los datos de prescripción y se incluyeron aquellos pacientes mayores de 18 años con infección de piel y partes blandas. Se excluyeron los pacientes con infección de herida quirúrgica. Se revisaron las características epidemiológicas de los pacientes, el motivo de cambio antibiótico a tigeciclina, su duración y efectos adversos atribuidos al tratamiento, los microorganismos aislados y la evolución clínica.

Resultados: Se analizaron 55 pacientes, 53% mujeres, con una edad de 67 ± 16 años. Se evidenciaron comorbilidades en un elevado número de paciente: 16% eran diabéticos, el 11% tenían hepatopatía crónica, el 62% tenían insuficiencia venosa crónica y un 7% presentaban insuficiencia renal crónica. Seis pacientes habían padecido una neoplasia (3 de ellos de origen mamario). Tan sólo en un 5% de los pacientes el origen de la infección de piel y partes blandas estaba en relación con mordeduras, un 9% con úlceras varicosas y un 13% con traumatismos a ese nivel. Diecisiete pacientes presentaron afectación de planos profundos llegando a fascia un 20%, hubo además 5 casos en los que se evidenció absceso y un caso de celulitis necrotizante. De los pacientes incluidos, 50 (91%) habían presentado mala evolución con el tratamiento antibiótico previo durante una mediana de 4 días (rango 1-21 días). Tras el inicio de tigeciclina se objetivó mejoría clínica en 3 ± 1,6 días, observándose en el 52% de los pacientes en los dos primeros días tras el inicio del fármaco. La duración total del tratamiento con tigeciclina fue de 10 ± 4,7 días. Los hemocultivos fueron positivos en 8 pacientes (15%): 2 Streptococcus beta hemolítico, 2 S. aureus meticilín sensibles, 2 E. coli, 1 S. pyogenes y 1 Pseudomonas aeruginosa. El 31% de los pacientes presentaron algún efecto adverso (10 nauseas, vómitos y dolor abdominal, 3 elevación de transaminasas, 2 diarrea y 2 erupciones cutáneas), aunque sólo fue necesario suspender el fármaco en un paciente. El 69% de los pacientes recibieron tratamiento oral posterior (22 pacientes con quinolonas, 9 con betalactámicos y 5 con politerapia). Falleció un paciente pero por causas no relacionadas con la infección ni con el antibiótico.

Discusión: La tigeciclina, es un antibiótico de amplio espectro que actúa bloqueando la síntesis proteica de la bacteria al unirse a la subunidad 30S del ribosoma. Su uso se ha extendido en los últimos años gracias a su perfil farmacológico, su actividad frente a microorganismos resistentes y a su buena penetración en los tejidos. Por otro lado, la tigeciclina es una alternativa eficaz en pacientes con alergia, intolerancia o fracaso a los antibióticos de primera línea utilizados en la infección de piel y partes blandas.

Conclusiones: La tigeciclina es un fármaco muy útil para el manejo de infección de piel y partes blandas que han presentado fracaso con el tratamiento antibiótico inicial. En estos pacientes se observó una rápida mejoría clínica tras el inicio de este fármaco.

Comunicaciones disponibles de "Enfermedades infecciosas (Pósters)"

Listado de sesiones

Idiomas
Revista Clínica Española
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?