Revista Clínica Española Revista Clínica Española
Rev Clin Esp 2014;214:357-64 - Vol. 214 Núm.7 DOI: 10.1016/j.rce.2014.05.017
Original
Enfermedad tromboembólica venosa idiopática versus secundaria. Hallazgos del registro RIETE
Idiopathic versus secondary venous thromboembolism. Findings of the RIETE registry
J.M. Pedrajasa,, , C. Garmendiab, J. Portilloc, F. Gabrield, C. Maineze, C. Yeraf, M. Monrealg
a Servicio de Medicina Interna, Hospital Clínico San Carlos, Madrid, España
b Servicio de Medicina Interna, Fundación Hospital Alcorcón, Alcorcón, Madrid, España
c Servicio de Medicina Interna, Hospital General Universitario de Ciudad Real, Ciudad Real, España
d Servicio de Medicina Interna, Hospital Clínico de Valencia, Valencia, España
e Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Puerta Hierro, Majadahonda, Madrid, España
f Servicio de Medicina Interna, Hospital Virgen de la Salud, Toledo, España
g Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitari Germans Trias i Pujol, Badalona, Barcelona, España
Recibido 20 marzo 2014, Aceptado 12 mayo 2014
Resumen
Antecedentes y objetivos

El Registro Informatizado de Enfermedad Tromboembólica (RIETE) es un registro prospectivo que incluye de forma consecutiva pacientes diagnosticados de enfermedad tromboembólica venosa. Hemos comparado la presentación clínica y la respuesta al tratamiento anticoagulante en pacientes con enfermedad tromboembólica venosa idiopática (ETEVI) versus secundaria (ETEVS, asociada a algún factor de riesgo).

Pacientes y métodos

Se analizaron las diferencias en las características clínicas, comorbilidad, tratamiento y episodios durante los primeros 3meses tras el diagnóstico de ETEV en los pacientes con ETEVI o ETEVS y según su presentación clínica inicial.

Resultados

Se incluyeron 39.921 pacientes, con ETEVI (n=18.029; 45,1%) o ETEVS (n=21.892; 54,9%). Los pacientes con ETEVI mostraron más antecedentes de ETEV que los diagnosticados de ETEVS (p<0,001). El tratamiento inicial fue similar en ambos grupos, pero se colocaron más filtros de vena cava inferior en el grupo de ETEVS (p<0,001). A largo plazo se utilizó con mayor frecuencia heparina de bajo peso molecular en el grupo de ETEVS que en el de ETEVI. A los 90días, la recidiva de ETEV, el sangrado y la muerte fueron significativamente más frecuentes en el grupo con ETEVS. El análisis multivariante confirmó que la ETEVI se asoció a un menor número de sangrados mayores (OR, 0,60; IC95%, 0,50-0,61; p<0,001) y mortales (OR, 0,41; IC95%, 0,29-0,62; p<0,001), menor número de recidivas (OR, 0,58; IC95%, 0,39-0,78; p<0,001) y de embolismo pulmonar mortal (OR, 0,29; IC95%, 0,12-0,52; p<0,001). Estas diferencias se mantuvieron en los pacientes cuya ETEV se inició con un embolismo pulmonar o con una trombosis venosa profunda.

Conclusiones

La ETEVI tiene mejor pronóstico que la ETEVS a los 90días del diagnóstico.

Abstract
Background and objectives

The Computerized Registry of Patients with Venous Thromboembolism (RIETE) is a prospective registry that consecutively includes patients diagnosed with venous thromboembolism. We compared the clinical presentation and response to anticoagulant treatment in patients with idiopathic venous thromboembolism (IVT) versus secondary venous thromboembolism (SVT, associated with a risk factor).

Patients and methods

We analyzed the differences in clinical characteristics, comorbidity, treatment and events during the first 3months after the diagnosis of venous thromboembolism in patients with IVT or SVT and according to their initial clinical presentation.

Results

A total of 39,921 patients with IVT (n=18,029; 45.1%) or SVT (n=21,892; 54.9%) were enrolled. The patients with IVT had a greater history of venous thromboembolism than those diagnosed with SVT (p<.001). The initial treatment was similar for the 2 groups, but more inferior vena cava filters were placed in the SVT group (p<.001). In the long term, low-molecular-weight heparin was used more often in the SVT group than in the IVT group. At 90days, bleeding, death and the recurrence of venous thromboembolism were significantly more frequent in the SVT group. The multivariate analysis confirmed that IVT was associated with fewer major (OR, 0.60; 95%CI, 0.50-0.61; p<.001) and fatal (OR, 0.41; 95%CI, 0.29-0.62; p<.001) bleedings, fewer relapses (OR, 0.58; 95%CI, 0.39-0.78; p<.001) and fewer fatal pulmonary embolisms (OR, 0.29; 95%CI, 0.12-0.52; p<.001). These differences were maintained in patients whose venous thromboembolism started with a pulmonary embolism or with deep vein thrombosis.

Conclusions

IVT has a better prognosis than SVT at 90days of the diagnosis.

Palabras clave
Trombosis venosa profunda, Duración del tratamiento anticoagulante, Embolismo pulmonar, Enfermedad tromboembólica venosa, Heparina, Antagonistas de la vitamina K
Keywords
Deep vein thrombosis, Duration of anticoagulant treatment, Pulmonary embolism, Venous thromboembolism, Heparin, Vitamin K antagonists

¿Qué sabemos?

La enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) se puede clasificar en idiopática o secundaria dependiendo de la ausencia o presencia de factores de riesgo transitorios (cirugía, inmovilización, embarazo, viajes, etc.) o permanentes (tumores, síndrome antifosfolípido, etc.). Desconocemos el pronóstico de ambas entidades en los primeros 90días tras el diagnóstico, cuando el paciente se encuentra anticoagulado.

¿Qué aporta este estudio?

En cerca del 40.000 pacientes del Registro Informatizado de Enfermedad Tromboembólica (RIETE) los enfermos con factores de riesgo (ETEV secundaria) mostraron una incidencia de sangrado, embolismo pulmonar y muerte mayor que en los enfermos con ETEV idiopática. Estas diferencias se mantuvieron tanto en los pacientes cuya ETEV se inició con un embolismo pulmonar o con una trombosis venosa profunda.

Los Editores

Introducción

La enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) es una enfermedad común y prevenible. La incidencia de la ETEV en los países industrializados es de 1-2 casos/1.000 habitantes año1. Numerosos factores favorecen su desarrollo: algunos transitorios, como la cirugía, los traumatismos, la inmovilización prolongada, los viajes largos, el tratamiento hormonal, el embarazo y el puerperio, y otros permanentes, como los tumores no curables o el síndrome antifosfolípido2. De este modo, la ETEV se clasifica en secundaria (ETEVS) o idiopática (ETEVI) dependiendo de la presencia o ausencia de dichos factores de riesgo, respectivamente.

Disponemos de pocos datos que nos informen sobre el pronóstico en los 3 primeros meses de la ETEV, cuando el paciente se encuentra anticoagulado y estos se centran en grupos de riesgo específicos, en el comportamiento a largo plazo o en una forma concreta de presentación inicial de la ETEV3-5. Hemos evaluado las características clínicas, el tratamiento seguido, la comorbilidad y el pronóstico de la ETEVI versus la ETEVS en este período, estudiando además las 2 formas de presentación clínica de la ETEV (trombosis venosa profunda [TVP] o embolismo pulmonar [EP].

Material y métodos

El Registro Informatizado de Enfermedad Tromboembólica (RIETE) es un registro multicéntrico, internacional y prospectivo iniciado en marzo de 2001 y que consiste en la obtención de un registro de datos de una serie amplia de pacientes consecutivos con ETEV. Los centros participantes incluyen todos los pacientes que reúnen los criterios de inclusión predefinidos. Se incluyen los pacientes que padecen una TVP y/o un EP sintomático, confirmado mediante un diagnóstico objetivo para TVP (ecografía, flebografía, resonancia magnética, etc.) y para EP (gammagrafía pulmonar, TAC o arteriografía). Se excluyen aquellos pacientes que participan en ensayos clínicos o los que no puedan estar disponibles para el seguimiento mínimo de 3meses tras el diagnóstico de la enfermedad. Para garantizar la veracidad de los datos el registro RIETE se audita de forma constante tanto por vía electrónica como en auditorías de presencia física en los centros participantes.

Se considera ETEVS cuando existe al menos un factor predisponente de los enumerados a continuación:

  • Inmovilización: encamamiento durante al menos 4días por un proceso médico agudo.

  • Postoperatorio: cirugía realizada durante los 2meses previos al episodio de ETEV.

  • Viaje reciente: viaje durante al menos 6h durante las 3semanas previas al diagnóstico de ETEV.

  • Cáncer activo.

  • Tratamiento hormonal estrogénico en el momento del diagnóstico de ETEV.

  • Embarazo o puerperio.

Se ha utilizado como punto de corte para definir la insuficiencia renal crónica un aclaramiento de creatinina menor de 60ml/min., utilizando la fórmula MDRD.

Recogimos los datos incluidos en RIETE desde su puesta en marcha en 2001 hasta diciembre de 2012, comparando la ETEVI con la ETEVS en los 3 primeros meses de tratamiento. En cuanto al estudio estadístico descriptivo, se utilizó la media y la desviación estándar como medidas de centralización y dispersión, respectivamente, en caso de distribución normal de la variable, y la mediana con rango intercuartílico en caso contrario. El ajuste a la distribución normal se estudió mediante el test de Kolmogorov-Smirnov. Para la comparación de medias se utilizó el test de análisis de la varianza de un factor (ANOVA). La asociación entre variables categóricas se analizó con la prueba del chi cuadrado (χ2) o test de Fisher. En el análisis multivariante se utilizó el odss ratio y los intervalos de confianza al 95% para una significación de p con el formato: odds ratio (intervalo de confianza): p. Se consideraron diferencias estadísticamente significativas para un error alfa menor de 0,05. En el análisis estadístico se utilizó el paquete estadístico SPSS versión 19,0.

Resultados

Se incluyeron 39.921 pacientes, de los cuales 18.029 (45,1%) presentaba ETEVI y el 54,9% restante (n=21.902), ETEVS. Los factores de riesgo más frecuentes fueron la inmovilización, seguido de cáncer y, en tercer lugar, el antecedente reciente de cirugía (tabla 1).

Tabla 1.

Factores de riesgo en los pacientes con enfermedad tromboembólica venosa secundaria (ETEVS)

Factores de riesgo  ETEVS 
Inmovilización  9.282 (42,4%) 
Cáncer  8.642 (39,5%) 
Postoperatorio  4.574 (20,9%) 
Tratamiento con estrógenos  1.778 (8,1%) 
Viaje reciente  892 (4,1%) 
Gestación/puerperio  518 (2,4%) 

Los porcentajes suman más del 100% porque un mismo paciente pudo tener varios factores de riesgo.

Las características de los pacientes incluidos en el estudio se muestran en las tablas 2–4. El porcentaje de varones, la media de edad y el peso medio fueron estadísticamente superiores en el grupo de ETEVI con respecto al de ETEVS (tabla 2). Estas diferencias fueron similares en las 2 formas de presentación inicial: EP (tabla 3) y TVP (tabla 4).

Tabla 2.

Características de los pacientes con enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) idiopática o secundaria

  Idiopática  Secundaria 
Número de pacientes  18.029  21.892   
Características clínicas
Sexo (hombres)  9.731 (53,9%)  9.865 (45%)  < 0,001 
Edad media (años ± DE)  67±16  64±19  < 0,001 
Peso corporal (kg±DE)  77±16  73±15  < 0,001 
Comorbilidad
Patología pulmonar crónica  1.112 (8,7%)  1.406 (8,5%)  0,801 
Insuficiencia cardíaca crónica  2.098 (11,6%)  2.334 (10,6%)  0,074 
Aclaramiento de creatinina <60 ml/min  3.034 (16,8%)  3.562 (16,2%)  0,732 
Sangrado mayor reciente  116 (0,6%)  754 (3,4%)  < 0,001 
ETEV previa  3.722 (20,6%)  2.529 (11,5%)  < 0,001 
Tratamiento inicial       
Heparina no fraccionada  1.276 (7,1%)  1.613 (7,3%)  0,501 
HBPM  16.287 (90,3%)  19.775 (90,3%)  0,801 
Dosis media de HBPM (IU/kg/día)  180±37  178±41  0,077 
Trombólisis  107 (0,6%)  98 (0,4%)  0,061 
Filtro de vena cava inferior  242 (1,3%)  701 (3,2%)  < 0,001 
Tratamiento a largo plazo
HMPM  2.462 (13,6%)  7.667 (35%)  < 0,001 
Dosis media de HBPM (IU/kg/día)  145±48  148±49  0,098 
Antagonistas de la vitamina15.121 (83,4%)  12.993 (59,4%)  < 0,001 
Niveles medios de INR  2,46±0,69  2,42±0,96  0,561 
Resultados a los 90días
Sangrado mayor  242 (1,3%)  574 (2,6%)  < 0,001 
Sangrado mortal  48 (0,2%)  150 (0,7%)  < 0,001 
EP recurrente  120 (0,6%)  272 (1,2%)  < 0,001 
EP mortal como recurrencia  30 (0,1%)  111 (0,5%)  < 0,001 
Mortalidad global  482 (2,6%)  2.669 (12%)  < 0,001 
Tabla 3.

Características de los enfermos que comenzaron con un embolismo pulmonar y que padecían enfermedad tromboembolica venosa (ETEV) idiopática o secundaria

  Idiopática  Secundaria 
Número de pacientes  8.922  10.766   
Características clínicas
Sexo (hombres)  4.328 (49%)  4.745 (44%)  < 0,001 
Edad media (años±DE)  70±15  66±18  < 0,001 
Peso corporal (kg±DE)  76±15  74±15  < 0,001 
Comorbilidad
Patología pulmonar crónica  773 (8,7%)  919 (8,5%)  0,750 
Insuficiencia cardíaca crónica  1.320 (14%)  1.450 (14%)  0,517 
Aclaramiento de creatinina <60 ml/min  1.742 (20%)  1.887 (18%)  < 0,001 
Sangrado mayor reciente  68 (0,8%)  376 (3,5%)  < 0,001 
Factores de riesgo
Postoperatorio    2.413 (22%)  – 
Inmovilización    4.517 (42%)  – 
Cáncer    4.306 (40%)  – 
Terapia con estrógenos    847 (8,0%)  – 
Embarazo/Puerperio    176 (1,6%)  – 
Viaje reciente    435 (4,2%)  – 
ETEV previa  1.711 (19%)  1.212 (11%)  < 0,001 
Características de la ETEV
PA sistólica <100mm Hg  840 (9,4%)  1.494 (14%)  < 0,001 
Frecuencia cardíaca >100lpm  3.127 (36%)  4.269 (41%)  < 0,001 
Saturación O2 <90% (n=5.951)  2.366 (36%)  2.764 (37%)  0,173 
PO2 <60mm Hg (n=5.785)  2.899 (45%)  3.126 (45%)  0,041 
Tratamiento inicial
Heparina no fraccionada  1.032 (12%)  1.286 (12%)  0,404 
HBPM  7.625 (86%)  9.185 (85%)  0,846 
Dosis media de HBPM (IU/kg/día)  184±35  182±39  < 0,001 
Trombólisis  95 (1,1%)  85 (0,8%)  0,044 
Filtro de vena cava inferior  187 (2,1%)  381 (3,5%)  < 0,001 
Tratamiento a largo plazo
HMPM  1.027 (12%)  3.194 (31%)  < 0,001 
Dosis media de HBPM (IU/kg/día)  146±47  151±50  0,012 
Antagonistas de la vitamina7.598 (87%)  6.820 (67%)  < 0,001 
Niveles medios de INR  2,52±0,72  2,46±1,33  0,299 
Resultados a los 90días
Sangrado mayor  163 (1,8%)  315 (2,9%)  < 0,001 
Sangrado mortal  31 (0,3%)  74 (0,7%)  0,001 
Recurrencia de EP  79 (0,9%)  169 (0,7%)  < 0,001 
EP mortal  128 (1,4%)  352 (3,3%)  < 0,001 
EP mortal, presentación inicial  103 (1,2%)  275 (2,6%)  < 0,001 
EP mortal como recurrencia  25 (0,3%)  77 (0,7%)  < 0,001 
Mortalidad global  381 (4,3%)  1.549 (14%)  < 0,001 
Tabla 4.

Características de los enfermos que comenzaron con una trombosis venosa profunda y que padecían enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) idiopática o secundaria

  Idiopática  Secundaria 
Número de pacientes  9.107  11.126   
Características clínicas
Sexo (hombres)  5.403 (59%)  5.120 (46%)  < 0,001 
Edad media (años±DE)  64±17  63±19  < 0,001 
Peso corporal (kg±DE)  77±15  72±15  < 0,001 
Comorbilidad
Patología pulmonar crónica  339 (3,7%)  487 (4,4%)  0,019 
Insuficiencia cardíaca crónica  778 (8,5%)  884 (7,9%)  0,124 
Aclaramiento de creatinina <60ml/min  1.176 (13%)  1.568 (14%)  0,015 
Sangrado mayor reciente  48 (0,5%)  378 (3,4%)  < 0,001 
Factores de riesgo
Postoperatorio    2.161 (19%)  – 
Inmovilización    4.765 (43%)  – 
Cáncer    4.336 (39%)  – 
Terapia con estrógenos    931 (8,5%)  – 
Embarazo/Puerperio    342 (3,1%)  – 
Viaje reciente    457 (4,2%)  – 
ETEV previa  2.011 (22%)  1.317 (12%)  < 0,001 
Características de la ETEV
TVP proximal de miembros inferiores  6.844 (75%)  8.369 (75%)  0,910 
TVP bilateral de miembros inferiores  176 (1,9%)  456 (4,1%)  < 0,001 
TVP de miembros superiores  560 (6,1%)  792 (7,1%)  0,006 
Tratamiento inicial
Heparina no fraccionada  244 (2,7)  327 (2,9)  0,260 
HBPM  8.662 (95%)  10.590 (95%)  0,509 
Dosis media de HBPM (IU/kg/día)  176±38  175±42  0,012 
Trombólisis  12 (0,1%)  13 (0,1)  0,766 
Filtro de vena cava inferior  55 (0,6%)  320 (2,9%)  < 0,001 
Tratamiento a largo plazo
HMPM  1.435 (16%)  4.473 (41%)  < 0,001 
Dosis media de HBPM (IU/kg/día)  176±38  175±42  0,181 
Antagonistas de la vitamina7.523 (83%)  6.173 (57%)  < 0,001 
Niveles medios de INR  2,31±0,65  2,37±0,76  0,199 
Resultados a los 90días
Sangrado mayor  79 (0,9%)  259 (2,3%)  < 0,001 
Sangrado mortal  17 (0,2%)  76 (0,7%)  < 0,001 
Recurrencia de EP  41 (0,5%)  103 (0,7%)  < 0,001 
EP mortal como recurrencia  5 (0,1%)  34 (0,3%)  < 0,001 
Mortalidad global  101 (1,1%)  1120 (10%)  < 0,001 

En cuanto a la comorbilidad, no se observaron diferencias estadísticamente significativas entre ETEVI y ETEVS, siendo la insuficiencia renal crónica la más frecuente. Por el contrario, la presencia de antecedente de hemorragia grave reciente fue mayor en la ETEVS (tabla 2). La comorbilidad en los pacientes que presentaron una TVP fue globalmente inferior a los que padecieron un EP (tablas 3 y 4).

El antecedente de ETEV fue significativamente mayor en la ETEVI que en la ETEVS (tabla 2), y tanto en los pacientes diagnosticados de EP como en los que padecieron una TVP (tablas 3 y 4).

Al analizar las características clínicas adversas de los pacientes con EP (PAS<100mmHg, FC>100 latidos/min, saturación de O2<90% y pO2<60mmHg), estas afectan con mayor frecuencia a los pacientes con EP secundaria, alcanzando diferencias estadísticamente significativas la hipotensión y la taquicardia, con una p<0,001, y en menor medida la hipoxia (p=0,04) (tabla 3).

En cuanto a los pacientes con TVP, la mayoría presentaron una TVP proximal de extremidades inferiores. Se observaron más casos de TVP bilateral y TVP de extremidades superiores en el grupo de TVP secundaria (p<0,001 y p=0,006, respectivamente) (tabla 4).

El tratamiento inicial se realizó mayoritariamente con heparina de bajo peso molecular (HBPM). Se observó mayor frecuencia de colocación de filtros en la vena cava inferior (VCI) en los pacientes con ETEVS (p<0,001) y mayor frecuencia de tratamiento trombolítico en los pacientes con ETEVI pero sin alcanzar significación estadística (tabla 2).

En el grupo de ETEVS se utilizó HBPM con mayor frecuencia en el tratamiento a largo plazo frente a los pacientes con ETEVI (p<0,001) (tabla 2). Esta diferencia se mantuvo en las 2 formas de presentación clínica (tablas 3 y 4), mientras que en el grupo de ETEVI se utilizaron con mayor frecuencia antagonistas de la vitaminaK (tabla 2) tanto en EP (tabla 3) como en TVP (tabla 4).

Tras 90días de tratamiento, los pacientes con ETEVS presentaron una mayor incidencia de episodios adversos (hemorragia mayor, hemorragia mortal, recidiva de ETEV, recidiva mortal de ETEV y muerte), con diferencias estadísticamente significativas con respecto a los pacientes con ETEVI (tabla 2). Estos episodios fueron más frecuentes en el EP que en la TVP (tablas 3 y 4).

El análisis multivariante confirma que la ETEVI tiene mejor pronóstico, existiendo menor riesgo de sangrado mortal, sangrado mayor, EP mortal y ETEV recurrente tanto globalmente como en sus 2 formas de presentación clínica (tablas 5–7).

Tabla 5.

Probabilidad de episodios al cabo de 90 días en pacientes con enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) idiopática (ETEVI) versus secundaria (ETEVS)

Episodio  OR (IC95%) ETEVI  Significación 
Sangrado mayor  0,50 (0,41-0,61)  p<0,001 
Sangrado mortal  0,41 (0,29-0,62)  p<0,001 
ETEV recurrente  0,58 (0,39-0,78)  p<0,001 
ETEV mortal  0,29 (0,12-0,52)  p<0,001 

Las odds ratio se ha calculado entre los pacientes con ETEVI y ETEVS.

Tabla 6.

Probabilidad de episodios al cabo de 90 días en pacientes con enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) que comenzaron con embolismo pulmonar idiopático (EPI) versus secundario (EPS)

Episodio  OR (IC95%) EPI  Significación 
Sangrado mayor  0,61 (0,49-0,77)  p<0,001 
Sangrado mortal  0,55 (0,34-0,89)  p<0,05 
ETEV recurrente  0,55 (0,34-0,89)  p<0,001 
ETEV mortal  0,40 (0,32-0,52)  p<0,001 

Las odds ratio se han calculado entre los pacientes con EPI y EPS.

Tabla 7.

Probabilidad de episodios al cabo de 90 días en pacientes con enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) que debutaron con trombosis venosa profunda (TVPI) versus secundaria (TVPS)

Episodio  OR (IC95%) TVPI  Significación 
Sangrado mayor  0,41 (0,32-0,53)  p<0,001 
Sangrado mortal  0,33 (0,19-0,55)  p<0,001 
TVP recurrente  0,60 (0,48-0,74)  p<0,001 
ETV mortal  0,20 (0,08-0,52)  p<0,01 

Las odds ratio se han calculado entre los pacientes con TVPI y TVPS.

Discusión

Estudiamos las características, la forma de presentación clínica y el comportamiento durante los primeros 3 meses tras el diagnóstico de la ETEVI frente a la ETEVS. A los 90días, el grupo de ETEVI tuvo mejor pronóstico en cuanto a la aparición de hemorragias mayores y fatales, recidivas de ETEV y muerte. En nuestra serie, el 45% de los pacientes presentó una ETEVI, lo que está en consonancia con otros estudios que, en su inmensa mayoría, identifican factores de riesgo para la ETEV en un porcentaje que oscila entre el 50 y el 80% de los pacientes6,7. La inmovilización, seguida del cáncer, fueron los factores de riesgo más frecuentes.

No se han observado diferencias en las comorbilidades en el grupo con ETEVI y ETEVS, siendo la insuficiencia renal crónica la patología más frecuente, seguida de la insuficiencia cardiaca y de la broncopatía crónica. Estos resultados no parecen corresponderse con los encontrados en otras series, donde la patología cardiovascular es la más frecuente (hasta el 36%), seguida de las broncopatías (12%) y los trastornos neurológicos (hasta el 8%)3,7. Un dato que no se recoge en otras series3,7 es la presencia de hemorragia reciente, más frecuente en la ETEVS (3,4%) que en la ETEVI (0,6%) y que pudo condicionar que en la ETEVS se colocaran más filtros de VCI. En cuanto al tratamiento a largo plazo, se administraron fármacos antivitaminaK con mayor frecuencia en el grupo ETEVI, y HBPM en el de ETEVS; esta diferencia se puede deber al subgrupo de pacientes con cáncer, el segundo en frecuencia en la ETEVS. Está bien definido que ambos grupos han de recibir tratamiento durante al menos 3meses8,9. La extensión del tratamiento es objeto de controversia1,10-15. Al igual que en nuestro trabajo, otros estudios han encontrado que la ETEVS se asocia a un menor riesgo de recurrencia que la ETEVI, y dependiendo de la serie podemos encontrar desde el 4% hasta el 27% de recurrencia a los 3meses de iniciar la anticoagulación9,15, y esta es menor cuando el factor de riesgo es reversible1,2.

Nuestro estudio ha mostrado que tanto las recidivas como las hemorragias fueron significativamente mayores en los pacientes con ETEVS. El análisis multivariante muestra que existe significativamente un menor riesgo de sangrado mortal, sangrado mayor, EP mortal y ETEV recurrente en los pacientes con ETEVI que en los que padecían ETEVS.

El diseño observacional del registro RIETE contiene fortalezas y limitaciones. Por un lado muestra el comportamiento de la ETEV en la «vida real» y aporta información en áreas en las que se excluirían pacientes en ensayos aleatorizados. También el diseño del registro limita las conclusiones por su naturaleza observacional, que es generadora de hipótesis que deberían ser contestadas por ensayos clínicos aleatorizados. No obstante, creemos que este estudio aporta información de un elevado número de pacientes con ETEVI en comparación con los enfermos diagnosticados de ETEVS, al contrario que la mayoría de los estudios que utilizan o bien una forma de presentación clínica2,14 o un factor de riesgo de ETEVS3,5.

Conclusiones

El 45% de los pacientes con ETEV presenta una ETEVI. El porcentaje de pacientes con antecedentes de ETEV fue significativamente mayor entre los pacientes con ETEVI.

Aunque se colocaron más filtros de VCI en el grupo con ETEVS, el tratamiento inicial fue, por lo demás, similar en ambos grupos. En el tratamiento a largo plazo se utilizó HBPM con mayor frecuencia en la ETEVS, pero las dosis utilizadas fueron similares y el INR medio también fue semejante cuando se administraron fármacos antivitaminaK.

Las recidivas, las hemorragias, y la mortalidad global a los 90días fueron significativamente mayores en los pacientes con ETEVS que en los enfermos con ETEVI.

El análisis multivariante confirmó que la ETEVI se asocia a mejor pronóstico de forma muy significativa, tanto globalmente como en sus presentaciones clínicas en forma de EP y TVP.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

Expresamos nuestro agradecimiento a Sanofi España por su apoyo a este Registro con una beca educacional sin restricciones. También expresamos nuestro agradecimiento a Bayer Pharma AG por apoyar este Registro. El apoyo de Bayer Pharma AG se limitó a la parte del registro RIETE fuera de España, lo que supone un 20,68% del total de los pacientes incluidos en el registro RIETE. También queremos expresar nuestra gratitud al Centro Coordinador del Registro RIETE, S & H Medical Science Service, por su control de calidad de los datos y por su apoyo logístico y administrativo, y al Prof. Salvador Ortiz, de la Universidad Autónoma de Madrid, y al consejero estadístico de S & H Medical Science Service por el análisis estadístico de los datos presentados en este artículo.

Apéndice 1
Miembros del grupo RIETE

España

Andújar V, Arcelus JI, Barba R, Barrón M, Barrón-Andrés B, Bascuñana J, Blanco-Molina A, Casado I, Conget F, del Molino F, del Toro J, Falgá C, Fernández-Capitán C, Font L, Gabriel F, Gallego P, García-Bragado F, Garmendia C, Gómez V, González J, González-Bachs E, Guijarro R, Guil M, Gutiérrez J, Hernández L, Hernández-Huerta S, Hernando E, Jara-palomares L, Jaras MJ, Jiménez D, Lecumberri R, Lobo JL, López-Jiménez L, López-Montes L, López-Reyes R, López-Sáez JB, Lorenzo A, Luque JM, Madridano O, Mainez C, Marchena PJ, Martín M, Martín-Antorán JM, Mellado M, Modesto M, Monreal M, Nauffal D, Nieto JA, Núñez MJ, Ogea JL, Otero R, Pedrajas JM, Pérez G, Peris ML, Porras JA, Portillo J, Riera-Mestre A, Rivas A, Rodríguez-Dávila MA, Román P, Rosa V, Ruiz-Giménez N, Ruiz J, Ruiz P, Sahuquillo JC, Samperiz A, Sánchez R, Sánchez-Oro R, Sánchez Muñoz-Torrero JF, Sendin V, Soler S, Suriñach JM, Tiberio G, Tolosa C, Trujillo-Santos J, Uresandi F, Valero B, Valle R, Vela J, Vidal G, Villalobos A, Villalta J, Vilella V, Yera C.

Alemania

Schellong S.

Bélgica

Verhamme P.

República Checa

Malý R, Kaletova M.

Francia

Bertoletti L, Bura-Riviere A, Farge-Bancel D, Grange C, Hij A, Mahe I, Merah A, Quere I.

Grecia

Babalis D, Papadakis M, Tzinieris I, ISRAEL: Braester A, Brenner B, Tzoran I, Zeltser D.

Italia

Apollonio A, Barillari G, Ciammaichella M, Di Micco P, Duce R, Giorgi-Pierfransceschi M, Guida A, Poggio R, Prandoni P, Quintavalla R, Rocci A, Rota L, Tufano A, Visonà A.

República de Macedonia

Bosevski M, Kovacevic D

Portugal

Santos M.

Suiza

Bounameaux H, Mazzolai L.

Bibliografía
1
T. Zhu,I. Martínez,J. Emmerich
Venous thromboembolism: Mechanisms, treatment and public awareness. Venous thromboembolism. Risk factors for recurrence
Arterioscler Thromb Vasc Biol, 29 (2009), pp. 298-310 http://dx.doi.org/10.1161/ATVBAHA.108.182428
2
P. Pradoni,A.W. Lensing,A. Cogo,S. Cuppini,S. Villalta,M. Carta
The long-term clinical course of acute deep venous thrombosis
Ann Intern Med, 125 (1996), pp. 1-7
3
J.D. Douketis,G.A. Foster,M.A. Crowther,M.H. Prins,J.S. Ginsberg
Clinical risk factors and timing of recurrent venous thromboembolism during the initial 3months of anticoagulant therapy
Arch Intern Med, 160 (2000), pp. 3431-3436
4
C. Kearon,M. Gent,J. Hirsh,J. Weitz,M.J. Kovacs,D.R. Anderson
A comparison of three months of anticoagulation with extended anticoagulation for a first episode of idiopathic venous thromboembolism
N Engl J Med, 340 (1999), pp. 901-907 http://dx.doi.org/10.1056/NEJM199903253401201
5
D. Nauffal,M. Ballester,R.L. López-Reyes,D. Jiménez,R. Otero,R. Quintavalla,RIETE investigators
Influence of recent immobilization and recent surgery on mortality in patients with pulmonary embolism
J Thromb Haemost, 10 (2012), pp. 1752-1760 http://dx.doi.org/10.1111/j.1538-7836.2012.04829.x
6
M. Cushman,A.W. Tsai,R.H. White,S.R. Heckbert,W.D. Rosamond,P. Enright
Deep vein thrombosis and pulmonary embolism in two cohorts: The longitudinal investigation of thromboembolism etiology
7
G. Ocak,C.Y. Vossen,M. Verduijn,F.W. Dekker,F.R. Rosendaal,S.C. Cannegieter
Risk of venous thrombosis in patients with major illnesses: Results from the MEGA study
J Thromb Haemost, 11 (2013), pp. 116-123 http://dx.doi.org/10.1111/jth.12043
8
C. Huerta,S. Johansson,M. Wallander,L. García Rodríguez
Risk factors and short-term mortality of venous thromboembolism diagnosed in the primary care setting in the United Kingdom
Arch Intern Med, 167 (2007), pp. 935-943 http://dx.doi.org/10.1001/archinte.167.9.935
9
D.O. Kaatz,W. Qureshi,R. Lavender
Venous thromboembolism: What to do after anticoagulation is started
Cleve Clin J Med, 78 (2011), pp. 609-617 http://dx.doi.org/10.3949/ccjm.78a.10175
10
P. Prandoni,A.W. Lensing,M.H. Prins
Residual venous thrombosis as a predictive factor of recurrent venous thromboembolism
Ann Intern Med, 137 (2002), pp. 955-960
11
N. Ruiz-Giménez,C. Suárez,R. González
Predictive variables for major bleeding events in patients presenting with documented acute venous thromboembolism. Findings from the RIETE Registry
Thromb Haemost, 100 (2008), pp. 26-31 http://dx.doi.org/10.1160/TH08-03-0193
12
H. Bounameaux,A. Perrier
Duration of anticoagulation therapy for venous thromboembolism
Hematology Am Soc Hematol Educ Program, (2008), pp. 252-258
13
G. Paraleti,B. Cosmi
Predicting the risk of recurrence of venous thromboembolism
Curr Opin Hematol, 11 (2004), pp. 192-197
14
G. Agnelli,P. Prandoni,C. Becattini
Extended oral anticoagulant therapy after a first episode of pulmonary embolism
Ann Intern Med, 139 (2003), pp. 19-25
15
G.H. Guyatt,E.A. Akl,M. Crowther,D.D. Gutterman,H.J. Schuünemann
Antithrombotic therapy and prevention of thrombosis, 9th ed: American College of Chest Physicians evidence-based clinical practice guidelines
Chest, 141 (2012), pp. 1S-801S
Autor para correspondencia. (J.M. Pedrajas jmaria1963@yahoo.es)
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U.
Rev Clin Esp 2014;214:357-64 - Vol. 214 Núm.7 DOI: 10.1016/j.rce.2014.05.017